Nos salió un día muy fresco pero muy divertido, disfrutando de una sesión llena de energía y risas en el hayedo de Otzarreta.